¿Qué tendrán en común marcas como Uber o Google?

El término marca propiamente dicho, se puede concretar como una guía para la toma de decisiones del consumidor, aunque también podemos definirla como un vínculo emocional que influye en el comportamiento del consumidor o incluso como una promesa que genera un nivel de preferencia de una marca frente a otras.

Por ello, empresas como Google saben la importancia que conlleva mantener una buena experiencia de usuario. Tal es así que, en 2011 se publicó un estudio acerca de cómo el Eye tracking analizaba los resultados de los negocios locales ubicados en Google Maps.

El estudio se basó en que las personas tenían que localizar mediante Google Maps una tienda de tatuajes en una ciudad londinense. El primer resultado de búsqueda mediante Tattoo in London tenía valoraciones de usuarios, pero no imagen, el segundo resultado tenía solo una imagen y el tercero mostraba escuetas valoraciones de usuarios.

Siendo el resultado más o menos así:

En resumidas cuentas, el estudio mostraba la importancia del posicionamiento web y el valor los comentarios junto a las valoraciones de los usuarios, fruto de la user experience. 

Por su parte Uber fue más allá y decidió unir dos ámbitos demandados por el público; los CTA y la facilidad de interacción en su página web. Algo que como ya hemos visto anteriormente (y sino échale un vistazo) se deberían de complementar muy bien.

Uber decidió analizar su espacio virtual por medio de técnicas de eye tracking. El resultado fue unas definidas AOI(Area Of Interest) por sus siglas en inglés, que revelaron cosas tan simples como el tiempo de interacción que presentan los consumidores en la página web o las imágenes preferidas por los consumidores. Lo que favoreció una mejora de la user experience y una oportunidad para mostrar nuevos servicios por parte de la marca.

Estás marcas como muchas otras con las que trabajamos todos los días desconocen por que el comportamiento del consumidor es tan diferente. Por qué unos usuarios abandonan la página web nada mas llegar y por que otros se quedan hasta realizar una compra. Principalmente nosotros solemos guiarnos por lo que vemos, cuando algo nos llama la atención, lo exploramos para ver que información nos ofrece, esa información nos tiene que generar una emoción lo suficientemente fuerte para poder hacer una llamada a la acción y colocar el CTA en el lugar adecuado. Para mejorar las conversiones tenemos que entender la experiencia del consumidor desde un punto de vista inconsciente y que mejor que verlo desde los movimientos inconscientes de los ojos y las micro expresiones faciales, es por eso que te invitamos a probar el eyetracking de la webcam y el facial coding.

 

Si quieres enterarte de esto y mucho más,

¡No lo dudes! y suscríbete a nuestra newsletter